Carlos Manuel de Céspedes

El Padre de la Patria

Nació:
Sunday, April 18, 1819
Nació en:
Bayamo, Cuba
Murió:
Friday, February 27, 1874
Residencia:
San Lorenzo, Santiago de Cuba, Cuba

Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo (1819-1874), nació en Bayamo, Oriente, y murió solo, prácticamente desterrado en San Lorenzo, sitio ubicado al pie de la Sierra Maestra, Oriente, cuando es descubierto por los españoles, y con su revólver cayó combatiendo (2 enero 1874). Céspedes al ser destituido como Presidente de la República en Armas (27 octubre 1873), acató esa decisión de la Asamblea, y se refugió en el mencionado lugar de Oriente.

Carlos Manuel de Céspedes, hijo de Jesús M. Céspedes y Luque, y de Francisca Borja López del Castillo (los dos cubanos y acaudalada familia), cursó los primeros estudios en el colegio del Convento Santo Domingo de Bayamo, y de ahí se traslada a La Habana, donde ingresa en el Seminario San Carlos, y obtiene el titulo de Bachiller en Leyes. En ese tiempo en La Habana se casa con su prima hermana María del Carmen Céspedes y Loynaz (con la cual tuvo tres hijos), y en 1840 parte hacia España, continúa los estudios, y se gradúa de abogado. Ya de Doctor en Leyes, viaja por varios países de Europa, lo que le sirve para enriquecer su cultura en idiomas, y conocer diferentes matices políticos.

De regreso a Cuba en 1844 abre una oficina de abogado en Bayamo, y participa activamente en la vida cultural, y cívica de la ciudad, y escribe en algunos periódicos (La Antorcha de Manzanillo, La Prensa de La Habana, y otros), lo que le ocasiona por expresar sus ya formados ideales Patrios, ser encarcelado varias veces. Uno de los hechos que sin dudas impactó en Céspedes, desde el ángulo de lucha armada, fue el desembarco de Narciso López en la ciudad de Cárdenas (mayo 1850), y la cual López tomó por dos días apresando al Gobernador español.

Céspedes de Bayamo se muda para Manzanillo, y en el año 1867 adquiere el central azucarero La Demajagua. A principio del siguiente año muere su esposa María del Carmen. El Padre de la Patria no merma en sus inquietudes de ver a Cuba libre e independiente, y en ese año 1868 (agosto), participa en varias reuniones conspirativas, a las cuales asisten otros ilustres cubanos que tienen igual meta. En estos tiempos de conspiraciones para producir un levantamiento armado, Céspedes se enamora de la hija del mayoral de La Demajagua, Candelaria Acosta Fontaigne, joven de unos 18 años de edad, y con la cual tuvo hijos. Candelaria fue la que elaboró la bandera que flameó el día de la insurrección.

Los conspiradores fijan la fecha del alzamiento para el 24 de diciembre, pero Céspedes las adelanta debido a que los españoles ya tenían cierto conocimiento de los planes, y el 10 de octubre 1968, los que habían acudido al llamado de Céspedes se levantan en armas en el Ingenio La Demajagua. En ese momento Carlos Manuel de Céspedes pronuncia unas patrióticas palabras, y le da libertad a los esclavos. Al siguiente día (11 octubre), atacan el pueblo de Yara (El Grito de Yara), y de ahí parten hacia Bayamo. Con los alzamientos de Jimaguaní, Holguín, el Datíl, Tunas, y en otros lugares, la tropa de Céspedes se nutre considerablemente, ya no son los 150 hombres que habían partido inicialmente con él. El día 18 de ese mes llega Céspedes a Bayamo, y tras fieros combates, el día 20 toma el pueblo. En Bayamo liberado fue donde se cantó en público por primera vez el Himno Nacional. Al enviar el Gobernador español refuerzos a la zona, los Bambises cubanos no pueden retener Bayamo, y deciden quemarla para que no caiga en manos enemigas (12 enero 1869). La guerra prosigue y se extiende, llegando a ser unos 12,000 los Mambises en armas.

El 10 de abril de 1869, reunidos la mayoría de los jefes de la revolución en el poblado de Guáimaro, Camagüey, nombran Presidente de la Asamblea Constituyente a Carlos Manuel de Céspedes (Constitución de Guáimaro).

En esta Asamblea de Representantes, por mayor número de votos rechazan que sea la bandera de Céspedes la insignia nacional, y aprueban la que enarboló Narciso López en Cárdenas.

En estos quehaceres de la guerra, Céspedes envía a Candelaria Acosta hacia Jamaica, la cual estaba embarazada, y a su pequeña hija, a las cuales siempre tuvo presente, al igual que el hijo que nació después.

Pasado el tiempo, Céspedes contrae matrimonio en pleno monte con Ana de Quesada y Loynaz (Hija del General Mambí, Manuel de Quesada), pero debido a lo difícil de la guerra, Céspedes decide que Ana abandone el país, y después de algunos hechos, donde hasta es detenida, Ana de Quesada logra llegar a los Estados Unidos. Las cartas que se cruzaban Ana desde Nueva York y Céspedes en la manigua, señalan las dificultades por las que pasaba este Patriota cubano, Primer Presidente de Cuba en Armas.

En octubre de 1873 se reúne la Asamblea de Representantes, y después de largos debates, el día 28 es depuesto de su cargo de Presidente, y ocupa su lugar Salvador Cisneros Betancourt.

Céspedes que había dado muestras de ser un hombre de conciencia democrática, acata la decisión, y de ahí, solo, sin tener aunque sea un pequeño grupo que lo resguarde, se refugia en San Lorenzo, lugar apartado de la Sierra Maestra, donde como hemos señalado, posiblemente debido a una delación muere peleando contra una columna española.

El hecho que hace a Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, pasar a la Historia de Cuba como el Padre de la Patria, es que en marzo de 1870 su hijo del primer matrimonio Oscar de Céspedes y Céspedes, es capturado al desembarcar en Cuba con armas, y algunos hombre. El Capitán General español le envía un mensaje a Céspedes para que deponga las armas, o fusila a su hijo, a lo que Céspedes le responde: "Todos los cubanos son mis hijos, seguiré peleando por la libertad de Cuba". Oscar de Céspedes y Céspedes fue fusilado el 29 de marzo de 1870.

Categoria

Recomendaciones en Amazon